COAGRISAN

Certificados de calidad

Certificaciones

Durante estos años hemos adaptado procesos y tecnología para certificarnos en los principales estándares de calidad para seguridad de los consumidores.

Producción certificada por GlobalGAP

Globalgap es una norma que abarca todo el proceso de producción del producto certificado y todas las actividades agropecuarias subsiguientes, hasta el momento en que el producto es retirado de la explotación. Asimismo, define los elementos para unas buenas prácticas agrícolas: cultivo y plagas, salud, seguridad y bienestar laboral de los trabajadores así como la gestión de la conservación del medio ambiente.

Global G.A.P. Grasp
Producción certificada por GlobalGAP GRASP

Las Buenas Prácticas Agrícolas no sólo se aplican a los productos, sino también a las personas. GLOBALG.A.P. GRASP evalúa las prácticas sociales en la explotación, abordando temas específicos relativos a la salud, seguridad y bienestar de los trabajadores. Simultáneamente ofrece a los compradores una garantía adicional. Asimismo, ayuda a proteger uno de los recursos más importantes de la explotación: su gente.

Producción certificada por PlanetProof

PlanetProof es una certificación independiente holandesa de sostenibilidad para diferentes productos, entre ellos las hortalizas.Se puede demostrar que los productos PlanetProof se producen de una manera más sostenible, dando prioridad a una mayor presencia de la naturaleza en la explotación, al procesamiento circular de los residuos y al reciclaje.

Producción certificada por British Retail Consortium

La asociación de cadenas de alimentación británicas creó la norma BRC para la gestión de la seguridad en los alimentos y que exige a sus proveedores. BRC es un estándar certificable que describe los requisitos de un sistema de gestión alimentaria en lo relativo a las instalaciones de las industrias alimentarias e introduciendo elementos de mejora de la gestión.

Producción Integrada de Canarias

Es un sistema de explotación agraria que se basa en la producción de vegetales asegurando a largo plazo una agricultura sostenible, empleando técnicas de cultivo y producción respetuosas con el medio ambiente, fomentando prácticas que incrementen la biodiversidad y la fertilidad del suelo y que eviten la erosión y supongan un uso correcto de los recursos.